DSC04378Mientras esperamos y nos preparamos para el 10º Rally de la Montaña del 28 de agosto, en este momento de receso de casi 2 meses, la reciente realización del Rally de la Oveja, en su primera edición, nos da pié para echar una mirada al pasado y ver de qué manera se encuentra la Regularidad Sport en la Argentina. Cómo estaba hace 10 años y cómo está ahora.

2004 marca un antes y un después en la actividad. En ese año el ACA, que organiza y fiscaliza un Campeonato nacional desde 1999, dicta un Reglamento General que regirá para todas las competencias, adoptando literalmente el reglamento Italiano de más de 30 años de experiencia. Hasta ese momento, si bien lo lineamientos generales eran los mismos, cada organizador le daba su interpretación y “toque” particular. El resultado competencias a veces impredecibles y fundamentalmente la falencia de contar con un patrón para poder comparar. Ciertamente muchas veces eran muy disímiles entre ellas en su tipología.
Por ello 2004 es un año de transición, donde hubo un acomodamiento de todas las competencias adecuándose al reglamento, no sólo por parte de los organizadores sino también de los participantes.

En 2005 ya podemos decir que la actividad está uniforme, sólida y formada. 10 años han pasado, veamos que sucedía en ese entonces en el Rally “German Sopeña” del Club Alfa Romeo y comparémoslo con el Rally de la Oveja.

Ambos rally, en el mes de Junio, de un día de duración y recorrido similar por las mismas rutas e igual kilometraje. Las tecnología utilizada por los participantes es también la misma.

En 2005 clasificaron 46 autos contra los 54 autos del fin de semana pasado. Si bien hay un incremento, un detalle importante a analizar es que sólo 4 de los que participaron aquella vez estuvieron presentes en el Rally de la Oveja. Tait, Gonzalez, Sanchez Zinny y Claramunt. Es decir la actividad aumenta y fundamentalmente se renueva.

Analicemos los resultados. Aquel 4 de junio de 2005 a Carlos Berisso le alcanzó con hacer casi 13 centésimas de promedio para obtener el 10º puesto. Quien hizo un resultado similar en el Rally de la Oveja fue Gastón Astoul, ganando la categoría B y en el puesto 28!!.
O tomemos mejor uno de los pocos participantes que hubo en ambas, Alejandro Tait. Mientras que en 2005 realizando 5,44 cent de promedio obtuvo el 4º puesto, en 2015 mejorando ese promedio (5,33) estuvo a un paso de no entrar en los 10, llegó 9º!!!!!

Es notable el aumento de participantes y su dedicación a este deporte.

No es que en aquella época la actividad estaba “en pañales” dando sus primeros pasos porque buen nivel ya se había logrado, de hecho el ganador en esa oportunidad Claudio Scalise tuvo un promedio inferior (2,8 cent!!!!) respecto al ganador actual Daniel Erejomovich con 3,14.
Además un detalle importante para tener en cuenta y que refleja aún más el crecimiento de los participantes y su nivel es que en 2005 las pruebas fueron sólo 19 y había 2 pruebas de descarte. En cambio ahora fueron 46 y ninguna prueba de descarte.

Las conclusiones las podrán sacar cada uno de ustedes. Lo cierto es que cada vez son más los participantes (1400 son los registrados al momento contra 400 en 2005), mejor su nivel y esto es producto de un círculo virtuoso, entre los eventos, los organizadores y ellos mismos que hacen mucho más fácil la participación y el progreso,

Hoy los eventos han evolucionado de la misma manera. Todo es mejor, recorridos, pruebas, turismo y parque automotor.

Quienes se están por iniciar o se están iniciando a entusiasmarse. Es mucho más fácil aprender y progresar hoy en día de lo que uno supone. David Beraja, por ejemplo, con sólo 4 carreras desde su primera incursión ya está a un paso de los pilotos Top. 

Una actividad muy linda y apasionante para disfrutar el auto y amigos, conocer nuevos, y que no se detiene de crecer día a día.