o_MG_0963Con el apoyo institucional de Fiat Auto Argentina y la participación de Ernesto Bessone (h), la novena edición del Rally de la Montaña, a desarrollarse entre el 29 y 31 de agosto próximos, evocará la competencia ideada por Alcides Raies para promover el turismo en la Villa Serrana. Durante sus históricas siete organizaciones, distintos modelos la marca fueron promovidos a través de esta singular prueba: los Fiat 1600 de 85 HP y 90 HP, el 125, el 128 IAVA, el Regatta 85, el Duna SCV y el Uno. “Tito”, en 1989, ganó la prueba que tuvo lugar en el autódromo de Buenos Aires pero por suma de tiempos (tras la revancha en Bosque Alegre, Córdoba) quedó relegado a la segunda posición de la clasificación general.           

La evocación de los grandes eventos automovilísticos en Córdoba, forman parte del “leitmotiv” del Rally de la Montaña. Y es por ello que en este 2014, y a 25 años del último “Desafío de los Valientes” que fuera organizado en Bosque Alegre, no podía faltar a la cita la automotriz que apostó por esta singular competencia de autos standard con los mejores pilotos del momento: Fiat Argentina. La marca italiana se suma con su apoyo institucional a esta prueba que repasa la historia “tuerca” de la provincia mediterránea. Y para que la celebración sea completa, uno de esos “grandes volantes” que ha ganado en toda categoría donde corrió prestigiará aún más  este gran recuerdo: Ernesto “Tito” Bessone.

El piloto que actualmente se desempeña en el Turismo Nacional y se ha consagrado campeón en las principales categorías del automovilismo deportivo argentino: TC2000, Turismo Carretera, TN Clase 3, Supercart , Top Race y Club Argentino de Pilotos, volverá a probar  su habilidades en esta carrera de regularidad producto del entusiasmo que le generó su participación en 2013. En esta oportunidad lo hará a bordo de un Fiat 1600 Sport Coupe de 1971.  Así “Tito”, junto con David Nalbandian y Martin Christie  serán-sin dudas- las grandes atracciones de la caravana que estará compuesta por unos 45 automóviles de todos los tiempos.

Además de estas figuras, el RDLM 2014 contará con la participación de los especialistas de la actividad y un muy buen nivel de autos Sport Clásicos. Después de las victorias del campeón argentino Sport Histórico 2013, Juan Tonconogy en el Rally de las Bodegas, de Daniel Erejomovich en el Rally del Oeste y de Fernando Sánchez Zinny, con su Amilcar CGSS de 1927, en el Rally de Invierno Fundación Lory Barra, el campeonato argentino de Regularidad Sport Histórico que fiscaliza el Automóvil Club Argentino, llega a la mitad de su desarrollo con una interesante paridad en los resultados.

Más allá de lo deportivo, la organización busca, también, que los participantes puedan – durante el recorrido – deleitarse con los paisajes, conocer las historias, tradiciones y gastronomía de tres regiones características como: El Valle de Punilla, el Valle de Calamuchita y el Valle de Paravachasca, ubicado entre ambos.

Por ser una de las más antiguas fundada en el continente sudamericano, la Ciudad de Córdoba posee una estética urbana donde iglesias, conventos y edificios cívicos integran un conjunto de alto valor histórico y arquitectónico. El Paseo del Buen Pastor es uno de ellos y será allí donde se celebrará, al fin de la primera etapa, el Concurso de Elegancia.

Asimismo, a los mejores paisajes de las Altas Cumbres, la subida al Observatorio, los Valles de Punilla y Calamuchita, Dique Los Molinos y San Roque, Camino El Cuadrado, Copina, Bosque Alegre y Falda del Carmen, en esta oportunidad se le sumará el camino que culminará con un reagrupamiento y almuerzo en La Cumbrecita.

Bajo el eje de esta actividad: los autos sport, el turismo, encontrase con amigos y competir evocando los grandes eventos automovilísticos que históricamente han tenido lugar en Córdoba, el RDLM va por una edición más. Con todo el apoyo de Fiat Auto Argentina y con “Tito” Bessone  desafiando las pruebas de regularidad y precisión de paso en un recorrido renovado.