Image-1

Otra vez la Mille Miglia.

Le lengión argentina continúa a pesar de los años haciendo mucho ruido en Brescia. Numerosa una vez más, algunos que debutan y otros, los de la primera hora, que vuelven.

Por primera vez la esperanzas no están depositadas en una sola tripulación. Ciertamente los candidatos son Tonconogy – Berisso en la Bugatti Type 40 que están en un nivel superlativo y con las ansias intactas de repetir el triunfo del año pasado. Pero no menos Manuel Eliçabe – (acompañado Mark Gesler), buscando su gran victoria con el Alfa Romeo 6C1500 Testa Fissa, una máquina que demostró ser el auto ideal, obteniendo siempre podio en las ocasiones en que participó, tanto con Viaro, Mozzi y la victoria de Scalise – Claramunt. A estos se les suma Sielecki – Hervas con la Bugatti T35 que más allá de haberla ganado en 2003, nunca se bajan de la pelea por el escalón más alto del podio.
Completan la lista Erejomovich – Llanos con Aston Martin Le Mans un poco en desventaja por el coeficiente y Scalise – Claramunt con el Alfa Romeo 6C1750 mas que nada por antecedentes.

El año pasado se cumplió la regla no hay dos sin tres, cuando Tonconogy (2013) obtuvo la tercer victoria argentina luego de la de Sielecki (2003) y Scalise (2012).

Este año se volverá a cumplir no hay dos sin tres, pero seguidas?
Serán Tonconogy o Sielecki quienes obtegan la cuarta victoria, siendo los únicos con la segunda en su haber? O la cuarta podrá corresponder a un cuarto piloto, Manuel Eliçabe?
Los italianos van a hacer lo imposible por impedirlo, y tienen con qué.

En “la base”, el Hotel Ambasciatori, ya se respira la Mille Miglia, se respira Argentina. En una semana tendremos la respuesta.

Doc - 08-05-2014 22-26