20140504-100420.jpg La VII edición de La Gran Carrera ya es historia y Fernando Nocetti, con su Triumph TR3 1962, también. Por consagrarse ganador en 2012, 2013 y 2014, lucirá para siempre en sus vitrinas la Copa Challenger, el trofeo que estaba en juego desde los inicios de evento turístico-deportivo reservado para autos sport clásicos bajo el sistema de regularidad. El salteño arrancaba la última etapa, Salta-Posta de Hornillos (Jujuy) con poco más de 50 puntos de ventaja después de una serie de infortunios que parecían poner en riesgo su nuevo éxito.

Sin embargo, a su acostumbrada precisión en los 22 primes comprendidos en el recorrido de 224 kilómetros, se agregó –inesperadamente y a su favor- el abandono de su principal rival: el italiano Gianmario Fontanella. El europeo había sido el mejor clasificado en la etapa 2 reduciendo la diferencia a tan sólo 56 puntos de penalidad. Lamentablemente, en la localidad de El Carmen, su motor se detuvo al quedarse sin agua en el radiador. Aún en intentos desesperados el Lancia Fulvia 1.3 de 1971 no pudo volver a la carrera. De este modo, Nocetti completó los 103 primes de habilidad conductiva con una penalización de 748,44 puntos aventajando a su escolta, el italiano Tibiero Cavallieri (Alfa Romeo GT1300 1970) que acumuló 1009,80 puntos en contra y al tercer clasificado, Rodolfo González (Austin Healey 100/6 1957), que sumó 1077,02. Tanto Nocetti como González, al ser los mejores argentinos clasificados, se hicieron acreedores de las inscripciones para participar en Italia de El Giro de Sicilia y la Summer Marathon, respectivamente. Sin embargo, comunicaron que decidieron compartir los premios participando juntos en ambos eventos. Sobre su tercera victoria consecutiva el salteño comentó: “Gané la carrera con la diferencia que hice en la primera etapa. Ayer me pasó de todo y hoy lo importante era no cometer grandes errores. Fontanella me la hizo difícil. El es un especialista y ganador en Italia y me puso bajo presión. Tanto su participación como la de las otras duplas italianas prestigiaron este evento y por eso es un orgullo haber ganado”. En representación del grupo italiano, Cavallieri aseguró haberse quedado asombrados con los paisajes del NOA y por la cordialidad dispensada por los organizadores argentinos. La victoria de la etapa 3, en tanto, quedó para el matrimonio Ricardo Licursi-Patricia Pujol. Todo un premio a su perseverancia y constancia, aún con la falla en una válvula del motor de su Porsche 911 que los dejó sin chances de pelar por un lugar en el podio. En la categoría B, el binomio dominador lo conformaron Gustavo Galfione-Jorge Barbosa (MG B 1979) mientras que la C, quedó en poder del matrimonio Diego Martínez-Claudia Iñon (Triumph TR6 1974) de gran performance en los últimos dos días de carrera. Si bien la VII edición de La Gran Carrera concluyó, la actividad para los participantes continuará mañana, con el desarrollo del Primer Rally de las Alturas en las Salinas Grandes. Otro de los puntos turísticos más maravillosos de la provincia de Jujuy. La Gran Carrera