Las carreras se definen por puntos. Uno viene con cierta expectativa después de practicar y luego las cosas salen o no salen como lo planeamos.

A la hora de la verdad empezamos a sumar, los resultados por momentos son bastantes disímiles a lo esperado. El ánimo es cambiante entre alegría, esperanza y frustración.

La espectativa fue alta, baja o que pasa? Justamente eso, lo planeado no es de acuerdo a la carrera. Hay muchos condicionantes que hacen que todo cambie, el clima, la dificultad de las pruebas, el cansancio tanto de la tripulación como del auto, por nombrar algunas.

Los números nos clarifican ciertas cosas. El cuadro que sigue nos muestra los mejores 2 resultados de cada serie. 9 fueron los binomios que se “llevaron” todas las series, entre los 10 primeros clasificados.

Esto nos sirve para comparar nuestra propia performance. En cada caso, da una idea de la dificultad que significó cada serie y podremos tal vez explicarnos mejor porqué nos resultó una mejor que otra. Porque los mejores en este caso también cambiaron sus promedios.
Ej Circuito Chico los mejores segundos tiempos estuvieron bastante debajo de 3 y en el Kartodromo por arriba de 4

López-Gourovich, más allás del coeficiente, entraron 9º sin haber “descollado” en ninguna de las series. Buga-Tina en muy pocas, sobre todo en la segunda y tercera etapa, y fueron punteros casi toda la carrera.

Buga-Tina y Tonconogy-Berisso estuvieron desde el incio y por casi toda la carrera un escalón más arriba que todo el resto. Porqué casi aunque parezca lo contrario hasta con el resultado final?
Ninguno de los dos aparece en las últimas 2 series, las de Arelaunquen, porque penalizaron 6,40 y 7,00 de promedio para las 5 pruebas… la presión es otro de los componentes. Lástima que sólo la tuvieron sobre el final, sino las alternativas entre los primeros puestos quizá hubiera sido otra.

Numero 1000 Millas