Tonconogy
Ernesto Bessone (Lancia Fulvia Cupé de 1974) y Pedro Passadore (Maserati 3500 GT de 1960) coincidieron al catalogar la puesta en marcha de la quinta fecha del campeonato Sport Histórico, como “espectacular”. Juan Tonconogy navegado por su novia Bárbara Ruffini, encabeza las posiciones con el Riley Sprite 1936 tras acumular 32,64 puntos. Estableciendo un nuevo record de 1,85 centésimas de promedio.

“Fue un día de aprendizaje. Fuimos entendiendo el sistema de carrera con mi navegante y a pesar de un desajuste con el reloj, mañana vamos a mejorar nuestro promedio de paso. Empero, la experiencia fue muy divertida”.

Con estas palabras “Tito” Bessone resumió YR0J9773 (2)lo que fue su debut en una carrera de regularidad y nada menos que en un escenario propicio para sus antecedentes: el autódromo Oscar Cabalén. Más allá de una bloqueada y una excursión por el pasto, en su afán de encontrar los límites del auto y llegar a tiempo “a pisar” los presóstatos, quien fuera campeón argentino de TC, TC2000, Top Race, Turismo Nacional, Club Argentino de Pilotos y Supercart, vivió una jornada “muy divertida”. El 37mo lugar y los 2093,22 puntos de penalización son sólo una anécdota.

Lo mismo experimentó, en la denominada Etapa 1-A, otro ex piloto de la talla del uruguayo Pedro Passadore. A bordo de una Maserati 3500 GT, quien fuera dos Passadoreveces campeón de la F1 Argentina, en la década del ´70, disfrutó como nunca:
“Manejar un auto de épocas gloriosas, como éste, es increíble. En los mixtos traté de ir lo más ligero posible, hice punta y taco, lo puse de costado, fue espectacular. Respecto a la “gomita”, la primera pisada cometimos un error pero en las siguientes las hicimos más o menos bien. Realmente me sentí bárbaro”.
Passadore quedó 21ro en la general con 560 puntos.

El Rally de la Montaña 2013 se enriquece con la participación de ambos y, mañana durante el Concurso de Elegancia Porsche, a realizarse en el Palacio Ferreyra, les rendirá un merecido homenaje en reconocimiento a sus trayectorias.
Gracias a una gran habilidad al momento de cumplir con las 13 pruebas cronometradas iniciales con su habitual precisión, Juan Tonconogy con uno de los autos de preguerra de la carrera se afirma como el gran candidato a la victoria al encabezar la clasificación general con 32,64 puntos.

El salteño Fernando Nocetti, Triumph TR3 B de 1962, que también quedó maravillado con las pruebas en el autódromo aún cuando su auto presentó algunos problemas con el burro de arranque y la carburación, aparece en la segunda posición con 76,14 unidades.
Si bien Ignacio Acevedo, hijo y navegante de Guillermo, campeón argentino sport histórico en ejercicio, entendía que sería difícil pelear por un lugar en el podio, los 78,54 puntos acumulados le permiten ubicarse hasta el momento en el tercer puesto con el Jaguar XK120 de 1954.

Daniel Erejomovich, uno de los favoritos, quien quedó cuarto con 97,98 puntos, comentó que “fue muy divertido lo del autódromo. Sin dudas esta fue la mejor performance personal con el AC, considerando las otras dos carreras que corrí antes con este auto. Al AC lo exigimos y respondió. Nos fue bien pero vamos a ver lo qué se puede hacer. Ser segundo o tercero, al final del Rally, también será un buen resultado”

El que tuvo un retraso y debió anular su primera prueba, fue Fernando Sánchez Zinny al quedarse -su Amilcar CGSS de 1927– sin combustible. Aún cuando pudo completar el resto de las pruebas en el autódromo, cedió buena parte de sus chances de ser protagonista de la punta, al igual que Claudio Scalise y Daniel Rios en el Alfa Romeo 6C1750 GS de 1931 con problemas en el primer control horario.
La Etapa 1-B tendrá lugar este sábado con el desarrollo de otras 26 PC, en 322,56 kilómetros de un recorrido que incluye: Hotel Holiday Inn Córdoba, La Calera, 100 Curvas, Carlos Paz, Icho Cruz, Copina, Bosque Alegre, Falda del Carmen, Dique San Roque, Biallet Masse, Cosquín, La Falda, La Cumbre, Cruz Chica, Los Cocos, La Cumbre, Valle Hermoso, Camino El Cuadrado, Rio Ceballos, Villa Allende, Córdoba”.