;

Andrea Vesco ganò el Gran Premio Nuvolari: desde el inicio hasta el fin, desde Lombardia hasta la Romagna pasando por Umbria y Toscana, el bresciano, condujo su Fiat 508 Balilla de 1934 a una victoria con un promedio estratosfèrico de 2,40 centèsimas, relegando al campeonìsimo Giuliano Canè con un Lancia Aprilia de 1938 realizando 2,99 de media. Un resultado que es casi siempre vàlido para ganar pero que al Nuvolari sòlo le permitiò al boloñès finalizar en el segundo puesto.

En el tercer grado del podio ha cerrado Sergio Sisti que condujo una carrera con autoridad su Riley Sprite de 1938 a 3,88 de media.

Gran actuaciòn han tenido nuestros compatriotas Daniel Erejomovich y Gustavo Gallo quienes finalizaron en el octavo lugar de la clasificaciòn general y mejores extranjeros de la prueba, sobre un total de 240 competidores de todo el mundo.

Esta destacada actuaciòn cobra màs valor si tenemos en cuenta la notable cantidad de pilotos capaces de obtener la victoria que se presentaron esta vez y màs aùn ya que el Triumph TR2 de 1955 “penalizado” por el alto coeficiente no era la herramienta màs adecuada para batallar con los pilotos italianos en su mayorìa con autos de la pre guerra

;

;

;

;

El restante argentino que ha participado fuè Fernando Sanchez Zinny quien junto a Manoel Jolly finalizaron en el puesto 19ª con un Amilcar CGSs Compressor de 1926